Siglo XXI y la gestión de riesgos emergentes

Por: Lorena Murdocca y Nicolás A. Jerkovic, Directores del Comité de Sostenibilidad del Instituto de Auditores Internos de Argentina.

La sostenibilidad implica Riesgos Emergentes en los negocios, y a la vez oportunidades (que en términos de riesgos son denominadas “riesgos positivos”).  Las nuevas expectativas de la sociedad respecto a un crecimiento económico inclusivo que proteja el medio ambiente y la necesidad mundial de gestionar los recursos limitados que hoy están en proceso de degradación y agotamiento, plantean desafíos sobre la gestión de los negocios. Eventos climáticos extremos, transición energética, contaminación ambiental, pobreza, corrupción, violación de los derechos humanos y laborales, son algunos los temas que enmarcan el nuevo entorno de riesgos y oportunidades en las empresas y que se materializan a través de cambios regulatorios, mecanismos de transparencia, revisión de modelos de negocios, potenciales daños físicos por fenómenos meteorológicos, rediseño de oferta de productos y servicios, entre otros.

Bajo el contexto anterior, en Argentina, durante el año 2018 ocurrieron sucesos de relevancia en temas de Sostenibilidad que marcarán la agenda y desafíos del 2019. Con impacto internacional, el documento final del G20, bajo el lema “Construyendo consenso para un desarrollo equitativo y sostenible”,  reafirmó el compromiso con la Sostenibilidad enfatizando que para cada sector de trabajo, sea prioridad el desarrollo de sociedades sostenibles, más inclusivas, equitativas, prósperas y pacíficas. A nivel local, se destacan 3 sucesos de relevancia: 1) el lanzamiento por parte de BYMA del Índice Bursátil de Sustentabilidad para empresas que cotizan sus valores que permitirá identificar y destacar a las empresas líderes en materia Ambiental, Social, de Desarrollo Sostenible y de Gobierno Corporativo; 2) el proyecto de ley (en danza en el congreso) para la constitución de sociedades comerciales que plasmen en sus estatutos objetivos económicos, sociales y ambientales (Sociedades de Beneficio e Interés Colectivo) y 3) en la esfera pública, la Decisión Administrativa 85/2018, emitida por la Jefatura de Gabinete de Ministros, aprobó los “Lineamientos de Buen Gobierno Corporativo para Empresas de Participación Estatal Mayoritaria de Argentina”, que hacen hincapié en materia de transparencia, integridad y sustentabilidad, y exige el desarrollo de prácticas y políticas en temas sociales, ambientales y de gobernanza alineadas a las mejores prácticas internacionales.

Frente a este nuevo escenario, Auditoría Interna no está ajena y demanda involucrase a pleno. Es en este sentido que los departamentos de auditoría interna deben adaptarse a la nueva agenda en pos de promover el desarrollo de estrategias con énfasis en criterios, metodologías, las mejores prácticas y tendencias internacionales.  Concretamente, la visión de gestión de riesgos y su aseguramiento debe estar alineada con los aspectos y expectativas que son clave para los grupos de interés, el negocio y para la sociedad. Por lo tanto, el aseguramiento de estos riesgos emergentes deberá aportar credibilidad y confiabilidad en la información, actividades operacionales, y cumplimiento de marcos regulatorios, y en un contexto más amplio y novedoso del Desarrollo Sostenible (en donde aún falta mayor divulgación de conocimiento). En otras palabras, el objetivo de control será la gestión del triple impacto económico, social, y ambiental de las actividades  en el marco de estructuras de buen Gobierno Corporativo.

0 Comentarios

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Contacto

Enviando

© 2019 Instituto de Auditores Internos de Argentina. Todos los derechos reservados.

o

Inicia sesión con tu email y contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?